34.9 C
Centenario
domingo, febrero 5, 2023

CPEM 71: “Las fotos de un papá no valen tres litros de pintura”


Agustina Figueroa, la alumna de cuarto año “A” del CPEM N°71 a la que le robaron el teléfono celular de su mochila el pasado jueves, habló de las pintadas con aerosol que realizó en el frente de la escuela tras el hecho y contó que los directivos y la preceptora de su curso no le dieron respuestas y trataron de minimizar la situación.

En diálogo con la FM Red Social 97.9 dijo que: “Fue en la presencia de la preceptora quien autorizó a que ingresaran los chicos que me robaron el celular, se pudieron identificar y son tres chicos de la misma institución del turno tarde, fueron a boludear y no tenían porque estar ahí y esta preceptora los dejó ingresar, están todo el día ahí y autorizan a que sigan estando, los directores no dicen nada, a mi me abrieron la mochila y me sacaron el celular”.

Señaló que: “A los gritos pidiéndome que dejara de hablar, lo único que me decía era Agus no hagas tanto lío, en silencio para que no se sepa que faltaba un celular, no me importa el modelo ni el valor, lo que me importaba es que ahí tenía las únicas tres fotos con mi papá y falleció, entonces la desesperación era correr por todos lados a buscarlo, le pido llamá a mi mamá y ella no la llama, le fui a pedir a la psicopedagoga que llamaran a la Policía y me dijeron que no la iban a llamar, mi mamá cuando me comunico desde el teléfono de una compañera pudo llamarla cuando venía”.

De acuerdo a lo que relató al teléfono le sacaron el chip inmediatamente porque se comunicaron enseguida desde otros celulares. Agustina reiteró que se le permite el ingreso a personas que no debieran estar fuera de horario de clase.

Al ser consultada por las pintadas que realizó al otro día con aerosol en el frente de la escuela: “La chica de la pintada soy yo, fui yo en un ataque de impotencia de que nadie hiciera nada, nadie, en el teléfono tengo las únicas tres fotos con mi papá era una persona que no le gustaba mucho sacarse fotos, mi desesperación al ver que nadie hacía nada ni le avisaba a mi mamá en ese ataque de impotencia fui y escribí, y decirle a otros chicos que ahí adentro robaron, se sabe quienes son los chicos porque están los audios porque en uno dicen yo fui el que le abrió la mochila y le sacó el celular, pero desde dirección no hicieron nada” expresó.

Comentó que es abanderada desde primer año por su alto promedio que mantienen desde primer año, piensa que lo realizado será motivo para que no lo sea a futuro aunque según planteó lo que le importa por el momento es recuperar la tarjeta de memoria, entre lágrimas dijo que: “Se puede entender la importancia de que no se raya la escuela, no se pinta pero cualquiera que estuviera en mi situación se daría cuenta que las fotos de un papá no valen tres litros de pintura, porque con tres litros de pintura se vuelve a tapar, a mi la bandera me la van a sacar, mi papá no se llama una bandera ni tres litros de pintura, son fotos que no las voy a poder recuperar más”.

Desde el equipo directivo lo que supo mediante autoridades de Educación es que realizaron las actas correspondientes y señalaron que no se negó la intervención policial, aunque si es un hecho que involucra a menores de edad.