36.9 C
Centenario
sábado, enero 28, 2023

La misma historia: el delincuente que apuñaló a una cabo, ahora intentó robar en la misma farmacia con una faca


imagen archivo: un año atrás intentaba apuñalar a un hombre en la tercera rotonda para robarle el celular

Un delincuente apodado «lagrimita» continúa haciendo de las suyas en Centenario y no solo que ingresó tres veces a robar a una farmacia, además en una de las ocasiones cuando escapaba el jueves pasado apuñaló en la cabeza a una cabo policial que intentaba atraparlo junto a otro efectivo, afortunadamente hay que decir que la lesión fue superficial, en las últimas horas nuevamente fue al mismo lugar y con una faca tipo “tumbera” intentó cometer otro ilícito hasta que fue demorado.

El lugar, la farmacia Global ubicada en Honduras y Avenida Libertador, la tiene de punto al parecer ya que días atrás ingresó con un cuchillo tipo carnicero y amenazó a la empleada, la presencia de otras personas hizo que desistiera y huyera.

El segundo hecho fue el jueves cuando del mismo local sustrajo cremas de una de las góndolas y también se dio a la fuga, cuando fue cercado por efectivos policiales en las peatonales es que con una punta de hierro del 8 apuñaló a la efectivo en el parietal derecho, provocándole lesiones leves. A las horas de estar detenido en la Comisaría Quinta recuperó la libertad por orden de la justicia.

Pero lejos de salir y mejorar su conducta, este sábado 17 en horas de la tarde regresó a la farmacia y también amenazó a quien atendía con otro hierro con empuñadura, tras la llegada de personal policial huyó, a escasos metros es que lo detuvieron y fue traslado otra vez a la comisaría local.

el hierro que utilizó para atacar a la efectivo policial

Es una historia de nunca acabar para los efectivos policiales que lo han llevado infinidad de veces demorado y a las horas la Justicia determina que recupere la libertad, a pesar de que ha protagonizado numerosos robos y muchos de ellos violentos en los que agrede a sus víctimas y hasta amenaza con abusar de sus familiares.

Los vecinos mostraron su preocupación y se preguntaron cual será el límite para que las instituciones intervengan y dispongan su internación tal y como lo han solicitado autoridades policiales en varias ocasiones, pero mientras tanto sigue atemorizando a la sociedad centenariense.