17.9 C
Centenario
martes, enero 31, 2023

Una trabajadora del Hospital Natalio Burd y un reconocimiento para sus compañeros


Adriana Millar, una trabajadora del Hospital Natalio Burd de Centenario, al igual que sus compañeros están en la primera línea contra el Covid-19 desde el año pasado, también les toca enfrentar momentos difíciles desde lo personal como el estado de salud de su mamá que se fue complicando durante la pandemia, pero aún así ella pensó en como reconocer esa labor que hasta ahora no había pasado de aplausos o bocinazos por parte de la comunidad.

En estos días fue reuniendo alimentos y elementos de limpieza que donaron algunos vecinos y principalmente comerciantes, así fue que armo cada presente para 110 trabajadores, en su mayoría personal de maestranza y camilleros.

El miércoles 07 desde su casa salieron en caravana con su familia junto a los bomberos voluntarios que acompañaron el recorrido hasta el hospital con las sirenas encendidas. “Pensé en darles una sorpresa un reconcomiendo porque estamos en primera línea desde el momento uno en esta pandemia, haciendo una gran labor junto a los médicos y enfermeros, nunca bajamos los brazos, estamos siempre con los familiares tanto en área común como covid, muchas familias cuando se van nos dicen como ayudar, el personal camillero y maestranza se merece el reconocimiento, ojalá este sea el inicio para tener en alto nuestra labor, cuidando siempre al paciente, hemos tenido días positivos y otros no tanto, estamos entre 8 y 16 horas dándolo todo, acá están mis compañeros, mi hermana, mis hijas, son mi orgullo” expresó en diálogo con la FM Red Social 97.9.

imagen Ramón Campos

Por su parte Cristian Escobar, uno de los camilleros, señaló: “Trabajo hace cinco años acá, hemos desarrollado una labor bastante importante dentro del hospital, la verdad que trabajar en conjunto nos ha tocado vivir muchas cosas, nos tomó por sorpresa Adri, ayer nos comentó del reconocimiento y se hizo tal cual salió, le agradecemos a ella como a su madre que le tocó vivir un momento difícil, darles el agradecimiento de corazón”.

Ángela Mainero, encargada de la empresa tercerizada: “Motiva más lo que hizo la compañera y muy agradecida porque es la primera vez que nos toca esto, que alguien reconoce el trabajo que hacemos continuamente y que el paciente se sienta bien” sostuvo.