19.9 C
Centenario
miércoles, febrero 1, 2023

Efectivos policiales secuestraron una moto, a los minutos desconocidos a piedrazos lesionaron a uno y dañaron los vidrios del destacamento


El secuestro de una moto por parte de efectivos policiales de Tránsito terminó con una violenta situación en la que se registraron rotura de vidrios en el destacamento del puente y también daños en un móvil producto de la gran cantidad de piedras que fueron arrojadas luego de procedimiento.

Todo comenzó el lunes minutos después de las 18 cuando un joven se dio a la fuga desde la zona de la segunda rotonda de Centenario hacia la ruta que conecta con Cinco Saltos, en el ingreso al Barrio Villa Obrera y cuando un patrullero iba siguiéndolo, este dejó la moto tirada y se dio a la fuga a pie.

La motocicleta, una Suzuki Dr 650, fue secuestrada y trasladada al destacamento ubicado a pocos metros. Lo que parecía una intervención que concluía en ese lugar terminó de otra manera, porque a los pocos minutos y mientras los efectivos ya estaban abocados a un control por las restricciones, una lluvia de piedras comenzó a caer sobre el exterior del edificio.

Una de gran tamaño impactó contra uno de los parantes del móvil y por poco no le pegó a un efectivo en la cabeza, aunque uno de ellos si recibió un golpe en uno de sus tobillos y tuvo que ser llevado al Hospital Natalio Burd.

Otras piedras impactaron directo en las ventanas y produjeron las roturas de los vidrios. Se sospecha que el ataque provino desde un sector de toma ubicado debajo del puente ya que no es la primera vez que sucede y ante un procedimiento.

Respecto a la motocicleta no figuraba en los sistemas informáticos por lo que puede haber sido ingresada por aduana y nunca registrada, si bien es un modelo de los años 90, en el mercado actualmente alcanza un valor cercano a los 5 mil dólares.