23.9 C
Centenario
viernes, enero 27, 2023

Según Dalla Villa van a trabajar en lo relacionado a las reuniones sociales, en Villa Obrera ya hubo ocho fiestas clandestinas


imagen Prensa Municipalidad de Centenario

Los 271 casos de coronavirus en Centenario parecieron despertar del relajo a las autoridades municipales de Centenario que solo adhirieron a las nuevas medidas del gobierno provincial, pero dejaron que solo la Policía se encargara de los controles.

En el municipio se reunieron el intendente Javier Bertoldi, la secretaria de Gobierno Tanya Bertoldi, el Jefe de la Zona Sanitaria I, Néstor Miranda, el Coordinador de Epidemiología, Maximiliano Corín y el Director del Hospital Natalio Burd, Dr. Carlos Florines.

Si bien dialogaron sobre la posibilidad de cambiar del lugar el tráiler del Detectar por las bajas temperaturas, ya que funciona en la Plaza Los Pioneros, el intendente pidió a la comunidad que no se relaje y cumpla con los protocolos, cuando como autoridad municipal permitió que el Comité Operativo de Emergencia dejara de funcionar desde el año pasado y en lo peor de la primera ola de Covid-19.

Informaron que la subsecretaria de Inspección, Vivian Dalla Villa, mantuvo reuniones con el comisario Alfredo Cortínez y la Jueza de Faltas, Carolina Vidal para coordinar el trabajo, algo que ocurrió tras varios meses y luego de que la Policía solo implementara controles en espacios públicos ante una notoria ausencia de las autoridades municipales, lo mismo debieron hacer otras instituciones que por su cuenta trabajaron en la prevención.

Por otra parte, Dalla Villa habló sobre un control de las reuniones sociales y de actividades prohibidas, pero la realidad dice otra cosa en Villa Obrera ya se realizaron ocho fiestas clandestinas, los fines de semana los llamados por este tipo de festejos son reiterados a la Comisaría Quinta, pero inspección jamás controló o intervino por este tipo de hechos.

Sin ir más lejos, semanas atrás efectivos policiales hasta intervinieron a la madrugada por un cumpleaños con más de 20 personas presentes en la vivienda de una funcionaria del municipio en ese mismo barrio.