19.9 C
Centenario
miércoles, febrero 1, 2023

El jurado popular declaró a Lucini culpable por el femicidio de María Marta Toledo


imagen Diario Río Negro

El viernes 16 de abril un jurado popular declaró culpable a Rodolfo Fabián Lucini por el femicidio de María Marta Toledo, cometido en julio de 2020 en la zona de chacras de la ciudad de Centenario.

El veredicto fue emitido hoy por unanimidad, y los integrantes del tribunal popular avalaron el pedido del fiscal jefe Juan Agustín García, quien había requerido que se declare la responsabilidad penal de Lucini.

La deliberación comenzó cerca de las 15:30 y aproximadamente 40 minutos después, se emitió el veredicto de culpabilidad. A instancias de la resolución, en los próximos días se realizará una nueva audiencia para determinar la pena que deberá cumplir.

El delito por el cual se lo declaró culpable fue homicidio agravado por femicidio, en carácter de autor (artículo 80 inciso 11, y 45 del Código Penal). Prevé una pena de prisión perpetua.

El juicio por jurados comenzó el lunes pasado y concluyó hoy. Durante el alegato de clausura por la mañana, el fiscal relató a los y las integrantes del jurado popular la cronología de los hechos, pero además, las pruebas y testimonios que demostraron la teoría que les había anticipado.

El juicio por jurados se desarrolló en la Ciudad Judicial en forma presencial, bajo un protocolo sanitario específico que fue elaborado por las autoridades judiciales debido a la pandemia de COVID-19.  Lo integraron excepcionalmente por 20 personas, de las cuales 12 fueron titulares y 8 suplentes (4 más de lo habitual, debido a la situación sanitaria), distribuidos en partes iguales por sexo.

Para producir la prueba, durante las audiencias fueron escuchados diversos testigos, como familiares de la víctima, efectivos de la Policía provincial que participaron de la investigación, peritos que realizaron intervenciones en el caso, y personal del Cuerpo Médico Forense del Poder Judicial, entre otros.

 Desde que se le formularon los cargos, hace 8 meses, el acusado permanece detenido con prisión preventiva por requerimiento de la fiscalía debido a la existencia de riesgo de fuga y peligro de entorpecimiento de la investigación. Hasta que se defina la pena que deberá cumplir y hasta que la empiece a cumplir, el Ministerio Público Fiscal requerirá que siga vigente esa medida de coerción.

 “María Marta se había quedado sin trabajo en 2020, debido a la pandemia. De todos modos, ya desempleada, tenía algún dinero guardado para ir subsistiendo hasta reinsertarse en el mercado laboral. Pero a partir de la confianza que tenían, el señor Lucini se quiso aprovechar” afirmó

García, que contrastó esa situación con el planteo de la defensa, para quien el acusado “le había propuesto un negocio” a su víctima. “Un negocio bárbaro: vos pones la plata y no la cobrás más. La estaba engañando”, concluyó el fiscal jefe.