SJ TheDaily - шаблон joomla Форекс

Jacob Zuma, el presidente acusado de 800 hechos de corrupción y una violación

13 Febrero 2018
Autor :  

Su propio partido, el Congreso Nacional Africano, le dió 48 horas de plazo para que renuncie a la Presidencia.

El sudafricano Jacob Zuma es un maestro en el arte de sobrevivir, pero su suerte podría haber cambiado hoy porque su propio partido, el Congreso Nacional Africano (CNA), le dio 48 horas para que renuncie a la Presidencia.

Cuando era joven, en los tiempo del régimen racista del apartheid pasó varios años en la cárcel. Después se fue al exilio por la lucha armada y se convirtió en jefe del servicio secreto del CNA.

Con la llegada de la democracia en los años '90, la carrera de este político campechano no dejó de crecer, a la vez que se veía salpicada de procesos de corrupción y acusaciones de violación. El periodo de Zuma al frente de la presidencia del país ha sido el que más empañado se ha visto por escándalos durante la joven democracia del Sudáfrica.

Zuma, que pertenece a la mayor etnia sudafricana, los zulu, es polígamo. Se casó seis veces y tendría más de 20 hijos, incluyendo algunos de ellos extramatrimoniales. Durante sus presentaciones públicas, este hombre de 75 años cautivó a las masas con cantos y bailes como prácticamente ningún otro político.

Tiene una risa muy particular y sobre sobre todo sabe cuándo tiene que emplear esa contagiosa risa para cautivar a su interlocutor. En el trato personal Zuma derrocha encanto, aunque sus discursos como presidente (2009-2018) los leyese en general leídos con un tono seco.

Jacob Gedleyihlekisa Zuma se sumó al CNA con apenas 17 años. Después de su prohibición, en 1960, se sumó en la clandestinidad al ala militar del CNA, Umkhonto we Sizwe ("Lanza de la Nación"). Tres años después, el joven de 21 años fue encarcelado y condenado a diez años de prisión en Robben Island, la misma isla donde también estuvo recluido el futuro presidente Nelson Mandela. Otros presos le enseñaron a Zuma a leer, escribir y el inglés.

Jacob Zuma, el presidente acusado de 800 hechos de corrupción y una violación

Tras cumplir su condena en prisión, Zuma ayudó a continuar armando las estructuras clandestinas del CNA y rápidamente se integró en la cúpula del grupo en el exilio. Después del levantamiento de la prohibición del CNA, Zuma retornó a su país en 1990, donde rápidamente hizo carrera en el partido y en el Estado.

Después de la primeras elecciones democráticas en 1994, fue ministro de Mandela y cinco años después se convirtió en vicepresidente de Thabo Mbeki, hasta que en 2005 fue despedido por cargos de corrupción.

En aquella época tuvo que comparecer ante la Justicia por una presunta violación de una mujer con VIH. Causó estupor con su declaración apuntando que, tras tener relaciones sexuales sin protección, tomó una ducha caliente para protegerse de un contagio. Zuma fue absuelto y preparó su retorno.

En 2007 se impuso en una reñida votación por la presidencia del CNA contra Mbeki y ganó de manera convincente la elección presidencial de 2009. Sin embargo, como presidente fue cada vez más y más impopular.

Amplió la lucha contra la epidemia del sida, pero en general hizo poco para enfrentar los mayores desafíos de su país: la brecha entre pobres y ricos, el desastroso sistema educativo y la elevada tasa de desempleo.

Jacob Zuma, el presidente acusado de 800 hechos de corrupción y una violación

Su impopularidad alcanzó su punto más bajo cuando se publicó que su residencia familiar en la sureña localidad de Nkandla había sido ampliada con fondos estatales por 250 millones de rand (unos 21 millones de dólares) con la excusa de mejoras de seguridad. Esta suma equivale al precio de unas 100 casas unifamiliares en la ciudad de Johanesburgo, en un país donde la mayoría de sus habitantes aún están inmersos en la pobreza.

El segundo mandato de Zuma, que se inició en 2014, se vio ensombrecido por acusaciones de que favoreció a una familia de empresarios amigos y les permitió una influencia ilícita en política, incluyendo el nombramiento de ministros y jefes de empresas estatales.

"¡Zuma debe irse!", fue la consigna ampliamente difundida en las manifestaciones. Pero pese a las 800 acusaciones de la autoridad independiente de lucha contra la corrupción y las revelaciones de los medios, contra el presidente no se han presentado cargos.

Sin embargo, su reputación se vio tan dañada que no logró imponer en diciembre pasado a su candidata, su ex mujer Nkosazana Dlamini-Zuma, como presidenta del CNA. El vicepresidente Cyril Ramphosa logró vencer de manera ajustada y ahora podría convertirse en su sucesor en caso de que finalmente dimita.

 

Agencia dpa.

Dejanos tu comentario

CENTENARIO DIGITAL BANNER MUNICIPIO

E-Mail: redaccióncentenariodigital@gmail.com Tel/Fax: 0299- 487-5361                 Cel: 299 6 25 65 25.           Oficinas Administrativas y redacción: República de Chile 594.                                 Centenario, Neuquén. Argentina. CP 8309

We use cookies to improve our website. Cookies used for the essential operation of this site have already been set. For more information visit our Cookie policy. Acepto las Cookies de este sitio. Agree